Rescate de nuestros «Museitos» para toda la comunidad

octubre 18, 2007

Nuestro «equipo de limpieza de los lunes», constituido por los miembros de las unidades de Educación, Administración y Dirección, se dedicó a la restauración de los Museitos corpóreos.

Nos referimos a unas esculturas de metal de esta emblemática figura, ubicadas en las zonas adyacentes del Museo de los Niños de Caracas, que se encontraban visiblemente deterioradas por el paso del tiempo y el maltrato de quienes no saben valorar las obras que embellecen nuestro entorno.

Estas hermosas obras fueron realizadas hace muchos años por el artista Jorge Blanco y fueron ubicadas en áreas de Parque Central como una invitación al Museo.

Su restauración se hacía necesaria y nuestro equipo, unido como siempre en todas las acciones en beneficio del Museo, se dedicó con entusiasmo y con cariño a la tarea de recuperación.

Ahora el resultado está a la vista de todos: una imagen de vitalidad acorde con nuestro Museo que este año cumplió 25 años enseñando a los niños a «aprender jugando» los principios de la ciencia y la tecnología.

Es también una muestra de interés de contribuir con el entorno y testimonio de los buenos resultados del trabajo en equipo y del compromiso voluntario de nuestra gente con la imagen de nuestra institución en favor de toda la comunidad.

Nuestro «equipo de limpieza de los lunes», constituido por los miembros de las unidades de Educación, Administración y Dirección, se dedicó a la restauración de los Museitos corpóreos.

Nos referimos a unas esculturas de metal de esta emblemática figura, ubicadas en las zonas adyacentes del Museo de los Niños de Caracas, que se encontraban visiblemente deterioradas por el paso del tiempo y el maltrato de quienes no saben valorar las obras que embellecen nuestro entorno.

Estas hermosas obras fueron realizadas hace muchos años por el artista Jorge Blanco y fueron ubicadas en áreas de Parque Central como una invitación al Museo.

Su restauración se hacía necesaria y nuestro equipo, unido como siempre en todas las acciones en beneficio del Museo, se dedicó con entusiasmo y con cariño a la tarea de recuperación.

Ahora el resultado está a la vista de todos: una imagen de vitalidad acorde con nuestro Museo que este año cumplió 25 años enseñando a los niños a «aprender jugando» los principios de la ciencia y la tecnología.

Es también una muestra de interés de contribuir con el entorno y testimonio de los buenos resultados del trabajo en equipo y del compromiso voluntario de nuestra gente con la imagen de nuestra institución en favor de toda la comunidad.

Share Button

Previa publicación:

Siguiente publicación: